Bandido

¿De qué va?

Bandido es un juego familiar en el que tendremos que impedir la fuga de un prisionero que se encuentra en la cárcel. No será fácil porque la red de túneles puede ser enorme. ¿Serás capaz de lograr evitar que se escape?

¿Quién puede jugar?

Es un juego familiar en el que pueden jugar de 1 a 4 jugadores. La edad recomendada para jugar es a partir de 6 años pero no es un juego fácil y puede ser que a edades tan tempranas tengan dificultades. Las partidas suelen durar unos 30 minutos.

¿Cómo son los componentes?

El juego se compone de 69 cartas donde están representados diversos túneles. Algunas de estas cartas tienen una linterna que representa el cierre del camino por parte de la policía. También tenemos la carta central en la que se encuentra el preso. En esta carta en modo fácil (la que se puede ver en la foto) el preso tiene 5 galerías por donde escapar. Si giramos esta carta jugaríamos en modo difícil, donde el ladrón tendría 6 vías de escape. Las cartas van en una caja muy pequeña, ideal para llevársela a culaquier sitio.

¿Cómo se juega?

El vídeo no pretende ser una descripción exhaustiva del juego. Para eso es necesario leer bien las instrucciones. El objetivo es que os hagáis una idea de las mecánicas y ver si encaja con lo que estáis buscando.

¿Qué aprenderemos?

Bandido es un juego en el que hay que intentar planificar una estrategia para evitar abrir mucho el mapa de galerías subterráneas. Al jugar algunas partidas y familiarizarte con las cartas, es posible convertir dos galerías en una y poder simplificar el mapa. Hay ciertos aspectos de geometría y visión en el plano que se trabajan con este juego (distancias entre túneles, hacer coincidir cartas que te vayan cerrando caminos…).

Otro de los aspectos ideales sobre los que se puede hacer incidencia en este juego, es el trabajo cooperativo. Dialogar entre los jugadores e intentar llegar a un acuerdo de cómo ir cerrando los túneles es una práctica imprescindible para poder hacerse con la victoria. Existen otros juegos donde la competitividad puede ser negativa si no se controla, pero en este caso jugamos contra el juego y el objetivo común es lo que prevalece.

Nuestra opinión

Bandido es un pequeño juego de reglas muy simples pero nada fácil. Para nosotros es importante que un juego no sea excesivamente sencillo, ya que eso le quita interés, por lo tanto este es un punto a favor. Es ideal para llevárselo de viaje. Su caja cabe en una sola mano. Es un tipo de juego que permite hacer partidas en solitario, al estilo de Misión Cumplida. Pero la otra opción es la de trabajar en cooperativo e intentar evitar entre todos que el preso escape de la cárcel. Esta opción de jugar en cooperativo como en Hanabi nos permite reducir la competitividad de otros juegos y hacer que entre los más pequeños de la casa se ayuden para conseguir un bien común. Debido a la dificultad del juego, si jugamos con los más pequeños, esta opción de trabajar en cooperativo es la ideal.

Otra de las cosas que más nos gustan es que es un juego para echar una partida rápida si no se tiene demasiado tiempo. Uno de los inconvenientes que podríamos buscarle es que si la partida se alarga con muchas cartas, cosa muy probable, se necesita una mesa muy grande para jugar aunque este es un pequeño problema sin demasiada importancia.

¿Lo compro?

Si te ves reflejado en las frases siguientes, te recomendamos que compres el juego.

  • Busco un juego de cartas fácil de reglas pero exigente.
  • Busco un juego divertido para los adultos de casa y con partidas rápidas.
  • Busco un juego para poder llevarme de viaje.
  • Busco un juego en el que pueda jugar solo.
Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *